RMB-UGT: Por una auditoría pública a la seguridad social

La UGT de Cataluña decidió hace dos congresos organizar una estructura territorial denominada, en su momento, Región Metropolitana de Barcelona (RMB) que integra las comarcas del Maresme, Vallés Oriental, Vallés Occidental, Baix Llobregat, Barcelonés Norte y Barcelonés Sur. En este territorio se concentra la mayor parte de la producción industrial, logística y de servicios de Cataluña. En el ámbito sindical representa el 78% de la afiliación de UGT.
La moción de urgencia, que reclama una auditoría pública a la seguridad social, entre otras cosas, fue presentada por todas las comarcas representadas en la RMB y defendida por el compañero Barrachina secretario de la Unión Comarcal de L’Hospitalet y recibió el apoyo unánime de los delegados y delegadas de la asamblea.

Los delegados y delegadas asistentes al congreso de la Región Metropolitana de Barcelona, después de conocer las recomendaciones surgidas de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, declaramos que:
-Desde hace muchos años la Seguridad Social ha tenido importantes superávits de cotizaciones sociales que, en vez de utilizarse como fondos de reserva, han sido utilizadas para financiar gastos ajenos a la Seguridad Social. En documentos de comparecientes en comisiones parlamentarias se ha llegado a afirmar que desde la década de los noventa del siglo pasado, si la utilización de las cotizaciones sociales se hubiera acumulado –en vez de utilizarlas en gastos impropios-, hoy se dispondría de un Fondo de Reserva de 519.104 millones de euros. Recientemente, la prensa se hacía eco de un informe del Tribunal de Cuentas en el cual se decía que el Estado tenía que resarcir con más de 100.000 millones las arcas de la Seguridad Social por la inadecuada utilización de las cotizaciones sociales. Es decir, habría recursos más que suficientes para atender las necesidades actuales, si no se hubieran utilizado de manera incorrecta.
-Esta realidad, sobre la que no se han dado explicaciones, ni ha habido transparencia, es inadmisible e inaceptable. Y contrasta con el hecho de que entre las recomendaciones del Pacto de Toledo no haya ninguna referencia a esta cuestión, cuando lo que se está discutiendo es la viabilidad de un sistema que ha demostrado sobradamente que el sistema de reparto en que se basa el sistema público de pensiones es perfectamente viable.
Del mismo modo que es inaceptable que se hable del déficit de la Seguridad Social, sin señalar de donde viene este déficit, o sin mencionar las causas del mismo:
Es por eso que:
-La Asamblea de la RMB denuncia la campaña que, desde determinados sectores interesados, quieren dar la imagen de una Seguridad Social en quiebra, razón por la cual necesitaría “reformas” con “urgencia”. Campaña que ha sido amplificada por todos aquellos que tienen interés en hablar del déficit de la Seguridad Social, y ponen el énfasis en la supuesta insostenibilidad del sistema público, desde el Banco de España, pasando por la AIREF, hasta llegar a la OCDE.
-La Asamblea de la RMB denuncia el mantenimiento de las reformas laborales que han provocado una rebaja de los salarios, y por tanto de las cotizaciones, que, junto con las exenciones patronales, suponen una reducción importante de las fuentes de ingresos. La derogación de las reformas laborales continúa siendo una exigencia elemental para defender las pensiones.
-La Asamblea de la RMB afirma la necesidad de exigir el cumplimiento del artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social que obliga en el Estado a hacer las aportaciones necesarias para el sostenimiento del sistema público, cuando sea necesario. Rechaza que, en vez de aportaciones, se haga préstamos. Política que ha provocado un endeudamiento artificial de la Seguridad Social, que ahora se pretende liquidar con la cesión de edificios que forman parte de su patrimonio.
-La Asamblea de la RMB afirma la necesidad de exigir una auditoría pública de la Seguridad Social. Los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a saber qué se ha hecho con sus cotizaciones después de años de trabajo.
-La Asamblea de la RMB acuerda igualmente trasladar esta petición a todos los órganos correspondientes para que el conjunto de la UGT haga suya esta exigencia.

José A. Iniesta
Comité de Redacción de Tribuna Socialista