RMB-UGT: Por una auditoría pública a la seguridad social

La UGT de Cataluña decidió hace dos congresos organizar una estructura territorial denominada, en su momento, Región Metropolitana de Barcelona (RMB) que integra las comarcas del Maresme, Vallés Oriental, Vallés Occidental, Baix Llobregat, Barcelonés Norte y Barcelonés Sur. En este territorio se concentra la mayor parte de la producción industrial, logística y de servicios de Cataluña. En el ámbito sindical representa el 78% de la afiliación de UGT.
La moción de urgencia, que reclama una auditoría pública a la seguridad social, entre otras cosas, fue presentada por todas las comarcas representadas en la RMB y defendida por el compañero Barrachina secretario de la Unión Comarcal de L’Hospitalet y recibió el apoyo unánime de los delegados y delegadas de la asamblea.

Los delegados y delegadas asistentes al congreso de la Región Metropolitana de Barcelona, después de conocer las recomendaciones surgidas de la comisión parlamentaria del Pacto de Toledo, declaramos que:
-Desde hace muchos años la Seguridad Social ha tenido importantes superávits de cotizaciones sociales que, en vez de utilizarse como fondos de reserva, han sido utilizadas para financiar gastos ajenos a la Seguridad Social. En documentos de comparecientes en comisiones parlamentarias se ha llegado a afirmar que desde la década de los noventa del siglo pasado, si la utilización de las cotizaciones sociales se hubiera acumulado –en vez de utilizarlas en gastos impropios-, hoy se dispondría de un Fondo de Reserva de 519.104 millones de euros. Recientemente, la prensa se hacía eco de un informe del Tribunal de Cuentas en el cual se decía que el Estado tenía que resarcir con más de 100.000 millones las arcas de la Seguridad Social por la inadecuada utilización de las cotizaciones sociales. Es decir, habría recursos más que suficientes para atender las necesidades actuales, si no se hubieran utilizado de manera incorrecta.
-Esta realidad, sobre la que no se han dado explicaciones, ni ha habido transparencia, es inadmisible e inaceptable. Y contrasta con el hecho de que entre las recomendaciones del Pacto de Toledo no haya ninguna referencia a esta cuestión, cuando lo que se está discutiendo es la viabilidad de un sistema que ha demostrado sobradamente que el sistema de reparto en que se basa el sistema público de pensiones es perfectamente viable.
Del mismo modo que es inaceptable que se hable del déficit de la Seguridad Social, sin señalar de donde viene este déficit, o sin mencionar las causas del mismo:
Es por eso que:
-La Asamblea de la RMB denuncia la campaña que, desde determinados sectores interesados, quieren dar la imagen de una Seguridad Social en quiebra, razón por la cual necesitaría “reformas” con “urgencia”. Campaña que ha sido amplificada por todos aquellos que tienen interés en hablar del déficit de la Seguridad Social, y ponen el énfasis en la supuesta insostenibilidad del sistema público, desde el Banco de España, pasando por la AIREF, hasta llegar a la OCDE.
-La Asamblea de la RMB denuncia el mantenimiento de las reformas laborales que han provocado una rebaja de los salarios, y por tanto de las cotizaciones, que, junto con las exenciones patronales, suponen una reducción importante de las fuentes de ingresos. La derogación de las reformas laborales continúa siendo una exigencia elemental para defender las pensiones.
-La Asamblea de la RMB afirma la necesidad de exigir el cumplimiento del artículo 109 de la Ley General de la Seguridad Social que obliga en el Estado a hacer las aportaciones necesarias para el sostenimiento del sistema público, cuando sea necesario. Rechaza que, en vez de aportaciones, se haga préstamos. Política que ha provocado un endeudamiento artificial de la Seguridad Social, que ahora se pretende liquidar con la cesión de edificios que forman parte de su patrimonio.
-La Asamblea de la RMB afirma la necesidad de exigir una auditoría pública de la Seguridad Social. Los trabajadores y trabajadoras tienen derecho a saber qué se ha hecho con sus cotizaciones después de años de trabajo.
-La Asamblea de la RMB acuerda igualmente trasladar esta petición a todos los órganos correspondientes para que el conjunto de la UGT haga suya esta exigencia.

José A. Iniesta
Comité de Redacción de Tribuna Socialista

ELCOGAS NO SE CIERRA.

elcogasEl 18 de junio de 2014 los empleados de Elcogas reunidos por la empresa recibieron la noticia más temida: los propietarios decidían desconectar la planta de la Red Eléctrica. La fecha decidida: 31 de diciembre de 2014. La razón: la falta de marco de regulación a partir de 1 de enero de 2015. La consecuencia: casi 300 trabajadores (150 de plantilla y 150 de contrata) a la calle además de un golpe, casi definitivo, a una comarca (Puertollano) ya muy castigada desde el inicio de la crisis.

Este es el inicio de un conflicto que a día de hoy acumula casi 18 meses de lucha. Sus trabajadores nunca han perdido la esperanza de continuidad de un proyecto que se forjó hace más de 20 años. Elcogas surgió como idea a finales de los años 80 y fue el primer Ciclo Combinado que se instaló en España. Con todo, su mayor logro no fue éste, sino la capacidad de quemar carbón de Puertollano, de muy mala calidad, coque de la Refinería de Repsol en Puertollano también, y transformarlo en un gas sintético listo para quemarse en una turbina de gas con un alto rendimiento y de manera limpia. Había nacido la primera central de Gasificación Integrada en Ciclo Combinado en España. Un proyecto de demostración auspiciado por la Unión Europea que ha demostrado, a lo largo de estos años, que es posible quemar carbón autóctono de forma eficiente y limpia.

Desde ese ya lejano 18 de junio de 2014 los trabajadores han realizado multitud de acciones de protesta para denunciar el cierre de la central de carbón más moderna que posee España en la actualidad.

  • Cortes diarios de carretera, entre las diez y diez y media de la mañana
  • Marcha andando desde la central al pueblo de Puertollano, 13 km a las cuatro de la tarde de una calurosa tarde de un 5 de septiembre.
  • Manifestaciones en julio de 2014 y septiembre de 2015 en Puertollano respaldadas por más de 15.000 asistentes.
  • Encierros con pernocta en la central, el primero allá por julio de 2014, durante varios días alternos del mes de diciembre de 2014 y continuos, desde el 22 al 30 de diciembre. El último de ellos de 13 días consecutivos, entre el 22 de octubre y el 3 de noviembre de 2015.
  • Huelgas en donde los trabajadores han aprovechado para trasladar sus reivindicaciones al Ministerio de Industria en Madrid, a la sede de la Junta de Castilla la Mancha en Toledo tanto con Dolores de Cospedal como con Emiliano García-Page y a los accionistas de la central (Endesa como socio mayoritario además de EDF, Iberdrola).

En todo este proceso ha habido varios momentos clave. Por ejemplo, el 31 de diciembre de 2014, establecida como fecha de fin de actividades por la propia empresa. El 30 de diciembre los trabajadores levantan el encierro definitivo en las instalaciones de Elcogas, al ser informados de un principio de acuerdo entre Ministerio de Industria y Accionistas.

Este principio de acuerdo no se materializó finalmente de ninguna manera…con lo que los trabajadores, engañados, debieron ponerse en pie de guerra de nuevo.

El 31 de julio de 2015 el Ministro de Industria firma la Resolución que posibilita el cierre de Elcogas y da tres meses a la empresa, hasta 31 de octubre, para que el mismo se produzca. De nuevo deben intensificarse las movilizaciones por parte de los trabajadores ante la inacción de accionistas y Gobierno de España, incapaces en sí mismos de llegar a un acuerdo que dé viabilidad a la planta.

La primera consecuencia de esta Resolución, tras acuerdo en Consejo de Administración extraordinario de la compañía, supone que los trabajadores de contrata, alrededor de la mitad de la plantilla de Elcogas, es despedida con fecha 1 de septiembre de 2015.

El 29 de septiembre se abre la negociación de un ERE extintivo para todo el personal de plantilla de Elcogas.

El 22 de octubre la plantilla al completo decide encerrarse de nuevo en las instalaciones de la planta como medida de presión ante la falta de diálogo entre la Administración y los accionistas de Elcogas.

El 29 de octubre a media mañana, entre rumores de principio de acuerdo, de nuevo, aparece el técnico de la Junta de Castilla la Mancha que debe certificar la “desconexión” de la planta. Llega con el apoyo de 4 furgones de policía. Los trabajadores deciden, de forma espontánea, sentarse en la puerta de entrada de la central para impedir de forma pacífica que el funcionario entre en las instalaciones. Finalmente dicho funcionario levanta acta de la visita, diciendo que ha sido imposible el acceso a la central.

El principio de acuerdo de la mañana del 29 de octubre se materializa en la concesión por parte de la Administración de un nuevo período de tres meses para llevar a cabo el cierre de la central. Se paraliza el

ERE extintivo que se venía negociando desde finales del mes de Septiembre pero el expediente de cierre que pende sobre la planta sigue adelante.

Se estima que durante este período se puede llegar a un acuerdo que pueda incluir a Elcogas dentro del Régimen Retributivo Específico, a cambio de que la central se comprometa a producir energía quemando un 30% de biomasa. La empresa se compromete a elaborar un Plan de Viabilidad bajo estos parámetros y enviarlo al Ministerio de Industria que deberá analizarlo.

Los trabajadores levantan su encierro pero permanecen vigilantes. El engaño de las Navidades pasadas aún está muy presente para la mayoría de ellos. Aún es incierto el futuro de Elcogas, esa central que fue exhibida con orgullo por sus accionistas cuando iniciaba su andadura. Esos mismos accionistas que ahora pretenden cerrarla sin, ni siquiera, barajar otras alternativas para dar viabilidad a la que fue pionera en su momento y anticipó la nueva forma de hacer energía, respetuosa con el medio ambiente. Un proyecto ilusionante que se fue haciendo realidad desde el principio y cuyos accionistas, principales empresas energéticas del país, pretenden cerrar alegando causas económicas, mientras sus cuentas de resultados no dejan de crecer.

Concentración Ministerio Industria. Noviembre 2014

Los trabajadores de Elcogas llevan luchando más de 18 meses al grito de ELCOGAS NO SE CIERRA. Una de las razones del éxito de esta lucha ha sido la UNIÓN que han demostrado. Inasequibles al desaliento, no han abandonado la lucha en ningún momento. Y todo ello a pesar de que la incertidumbre ha hecho mella en la salud de muchos de estos luchadores.

La preocupación se ha materializado de diversas formas, problemas psicológicos, afecciones cardiacas, insomnio crónico, etc. Todos los desvelos, al final, habrán merecido la pena si se consigue el objetivo final: que no se apague la luz de una instalación industrial pionera en la generación de electricidad de manera limpia. #ElcogasNoSeCierra#.

Mónica Martínez y Daniel Esteban