Soy Republicano, a mucha honra

Hace unos días se conmemoraba (yo lo celebraba) el aniversario de la proclamación de la II República. Los hechos fueron bien simples; después de las elecciones democráticas del 14 de abril de 1931, los partidos republicanos ganaron por amplia mayoría, ello supuso que el Rey Alfonso XIII huyera de España … igual que hizo su nieto … e igual que hicieron otros Borbones.

Algunas veces, demasiadas pienso yo, cuando en una reunión de amigos sale algún tema de política de Estado y digo que soy Republicano, me miran como si fuera una cosa rara, de muy izquierda, un tipo de siglos pasados.

Algunas veces, demasiadas pienso yo, cuando en una asamblea de mi partido planteo que es necesario señalar claramente el posicionamiento republicano del PSOE, me dicen que “ahora no es el momento”.

Pero a mí me da igual, reunión de amigos, de partido o escribirlo cada vez que puedo, sí, soy Republicano y a mucha honra.

Es más, es que no entiendo cómo podemos aceptar en el siglo XXI un modelo de Monarquía Parlamentaria, donde según nuestra Constitución “El Rey es el Jefe del Estado, símbolo de su unidad y permanencia, arbitra y modera el funcionamiento regular de las instituciones, asume la más alta representación del Estado español …”, añadiendo además que “La persona del Rey es inviolable”, es decir que puede robar, violar o lo que dé la gana y no tiene responsabilidad penal alguna (a las pruebas del anterior Rey me remito).

La Constitución Republicana señalaba que “España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia. Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones”, añadiendo además que “Todos los españoles son iguales ante la ley”, es decir, que no hay nadie inviolable.

En definitiva, que un Estado republicano solo es nuestro Estado sin la figura del “Rey”.

Y un “Rey” es un tipo, de carne y hueso, que por vía espermatozoidal va pasando de padres a hijos (todavía a varones). Estos desde su nacimiento tienen previsto convertirse en los jefes de nuestro Estado por tener la sangre azul (aunque todavía no se ha demostrado) … exactamente igual que en la época feudal.

En esta Monarquía Parlamentaria, eres súbdito/a, no elegimos al jefe del Estado, siendo esta una figura hereditaria y vitalicia, además de ser inviolable ante la ley.

En una República, eres ciudadano/a, elegiríamos al jefe del Estado, se renovaría democráticamente en las urnas y sería responsable de sus actos ante la ley.

Esa es la diferencia, tú eliges, yo lo tengo muy claro.

Rafel Fuentes

Militante Socialista y Republicano de Málaga

Nota de redacción

Declaración TS 14 abril 2022

El pasado 14 de abril, el Comité de Redacción de TS lanzó una declaración para commemorar el aniversario de la proclamación de la II República. Podeis recuperar el texto en el siguiente enlace:

https://tribunasocialista.com/2022/04/14/la-monarquia-heredada/

Sahara Occidental colonia marroquí

El presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, da un giro histórico al reconocer el plan de Marruecos del 2007 para dar una autonomía a la excolonia dentro de Marruecos. Reconociendo de facto la soberanía de Marruecos sobre este territorio.

En el documento del PSOE de la importancia de las relaciones de España y Marruecos, que se utiliza como argumentario.

Dice: “Es la postura de España desde el 2008 siendo presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, Pedro Sánchez no solo se ha limitado a seguir su política dice que España en las reuniones de alto nivel entre España y Marruecos de 2008, 2012 y 2015 dice que España saluda los esfuerzos serios y creíbles de Marruecos sobre la cuestión del Sáhara”.

Pero los archivos de estas reuniones desmienten esta información; ya que las ejecutivas de Zapatero ni de Rajoy consideraban el plan marroquí sobre la autonomía. España se limitaba a apoyar el diálogo entre Marruecos y los representantes del pueblo saharaui (polisario).

En este documento también dice “nos unen a Marruecos fuertes lazos humanos e históricos” pero no dice nada del pueblo saharaui que fue la provincia española 53. Los niños y niñas estudian castellano en los campamentos de refugiados en Tinduf. Muchos saharauis tienen el DNI español. España trae para pasar el verano en acogida a miles de niños y niñas con las familias españolas.

Volvemos al siglo XIX o XX cuando en África países como Francia, Inglaterra, Alemania, Holanda, Bélgica y España tenían sus colonias, y sin contar con los nativos con compás y cartabón hicieron países a su conveniencia.

Y ahora se junta EE.UU., Francia, y Alemania, y tristemente España que es la potencia administradora y debería velar por el Sáhara Occidental, y no decidir que lo mejor es una autonomía sin consultar con el pueblo saharaui.

La resolución de la ONU 2602 (2021) que reafirma su compromiso de la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de la carta de las naciones unidas, que en las resoluciones del 40 congreso del PSOE sigue recogiendo la autodeterminación.

Y nuestro partido PSOE no es una ONG que hacen una labor muy loable; ya que en el argumentario dice: “El compromiso con la población saharaui de proyectos esenciales y estratégicos, en alimentación, nutrición y salud. Lo que quiere el pueblo saharaui es libertad para decidir como dicen todas las resoluciones de la ONU”.

¡Rectifica presidente de España y secretario general del PSOE Pedro Sánchez!

Luis María Pérez Pérez

Militante PSE-EE

La Sra. Pérez y el Sr. Smith

Llevo unos días leyendo a algunos/as que nos dicen que Estados Unidos es el país de las oportunidades, que es donde debemos mirarnos, que es el Estado al que debe aspirar cualquier otra sociedad, que el sistema neoliberal es el mejor de todos … y me acordé de la Sra. Pérez y del Sr. Smith.

La Sra. Pérez es española, el Sr. Smith es estadounidense.

La Sra. Pérez es camarera, el Sr. Smith cajero en un supermercado.

La Sra. Pérez llega a fin de mes con mucho sufrimiento, el Sr. Smith también.

La Sra. Pérez tiene dos hijos, el Sr. Smith también.

La Sra. Pérez no tiene seguro de salud privado, el Sr. Smith tampoco.

La Sra. Pérez tiene un incipiente cáncer, el Sr. Smith también.

A la Sra. Pérez, la Seguridad Social española se hará cargo de ella, todos los años que hagan falta, con todos los tratamientos y hospitalizaciones que le hagan falta, sin que tenga que pagar nada. El Sr. Smith deberá vender su casa, su coche y pedir un préstamo para poder pagarse el tratamiento y la hospitalización … si quiere salvar su vida.

Estoy orgulloso de vivir en un país donde la solidaridad en el sistema de salud público es financiado y utilizado por todos/as, independientemente de la riqueza que pueda tener, y estaría demasiado cabreado viviendo en un país donde solo puedan resolver sus problemas de salud, los que puedan pagarse un seguro privado.

Además, deben tener en cuenta esos teóricos neoliberales (digo teóricos, porque cuando llega un momento complicado siempre exigen al gobierno que los ayuden) que en Estados Unidos hay 40 millones de personas que viven debajo del umbral de pobreza. Sí, como si casi todos los españolitos/as viviéramos con unos ingresos por debajo de lo mínimo para subsistir dignamente. Y de ellos varios millones mendigando todos los días para poder comer y viviendo en la puñetera calle.

Además, también les recordaría que Estados Unidos está en el segundo lugar del lamentable ranking de los países más desiguales del mundo. En Estados Unidos hay algunas decenas de miles de habitantes con mucho dinero, pero también hay demasiadas decenas de millones de pobres sin nada, y lo peor de todo, sin ganas de vivir.

Así que, querido amigo, querida amiga, si esos neoliberales de la derecha rancia española te dicen que España debe seguir los pasos de Estados Unidos como el “país de las oportunidades, del esfuerzo y de no sé qué más”, podrías recordarle lo que le ha pasado al Sr. Smith, la pobreza en la que viven 40 millones de estadounidenses y la desigualdad absoluta entre unos pocos que tienen demasiado y demasiados que no tienen nada.

Rafael Fuentes

Militante socialista de Málaga

El viaje que les debemos

Por Martín Lozano

Hace poco he viajado a un sitio que me debía y se lo debía. Fue retrasado durante años, unas veces por motivos personales y las más recientes, pandémicos. Entre febrero y marzo de 1939 salieron de nuestro país al exilio un número inimaginable de personas. No voy a entrar en cifras, creo que no es importante saber exactamente cuántas y tampoco lo es que mi abuelo fuera una de ellas.

Las sorpresas comienzan en Lleida, para mí una perfecta desconocida, siempre vislumbrada desde la autopista. El mascarón pétreo de la Seu me impresiona por su tamaño, su belleza, su porte, su antigüedad y por el ejército de migrantes que la rodean, cerco ruidoso y pacífico de una parte de los exiliados de nuestra época, que siguen sufriendo, como siempre, la injusticia, la desigualdad, la falta de libertad y democracia en sus países, expatriados como los nuestros, pero de otro color. ¡Ah! Qué no se me olvide, las bravas y las tapas del Bar Roma en la zona universitaria me han hecho cautivo, he trasladado a su barra la cabina del desaparecido peaje.

Desde allí, huyendo de la autopista de Barcelona, me interné en la carretera interior que va pasando por sitios y paisajes que nunca había conocido, aunque fuera desde la ventanilla del coche. Un buen consejo me obligó a parar en Besalú, joya medieval y románica, con un puente y unos rincones que merecen una parada que siempre será corta. Las visitas hicieron que la llegada a Figueres fuera doce horas después de la salida. Como, por cuestiones económicas, el hotel escogido está a las afueras, Figueres nos recibe con su cara más fea de polígono comercial e industrial, igual a cualquier otro, en cualquier otra ciudad.

A la mañana siguiente nos desmiente la primera impresión con su barrio de piedra, alrededor de la Casa Museo Dalí y esa misma noche andando su Rambla, mirando al cielo embobados viendo las fachadas de las casas de la burguesía catalana. María Luisa, mi inseparable compañera de correrías, ha visitado el espectacular edificio del loco genial; a ella le maravillan sus relojes líquidos y me convence de que detrás de su impostura hay un verdadero maestro de la pintura y un precursor único de la vanguardia artística, y yo, que soy un inculto, debo creerla.

Yo fui al Museo del Exilio, en La Jonquera. Está bien, pero demasiado envoltorio para tan poca chicha. Los museos están musealizados (sé que es un problema mío, lo siento. Hay que verlos, pero estoy acostumbrado al de la Batalla del Jarama, donde el contenido te apabulla y desborda la instalación).

Ya juntos visitamos el Castillo de Figueres, donde se celebró la última sesión de las Cortes republicanas en España. Las caballerizas son impresionantes es imposible imaginarlas hasta que no las ves con tus propios ojos. Algo que me ocurrió durante todo el viaje. Por la tarde en Pont de Molins pagué una deuda que adquirí en un anterior viaje. Era el lugar donde fusilaron al coronel Rey d’Harcourt, jefe militar de la Plaza de Teruel.

El lunes, día previsto para el gran Tour, empezamos por subir a La Vajol. Todos los días nos ha acompañado una Tramuntana que ha variado de fuerte a muy fuerte con rachas de impresionante, tirando a huracanada, lo que nos ha dado unos días radiantes de cielos limpios. Pese al retraso sobre el horario previsto coronamos el Coll de Lli, lugar exacto por el que Azaña, andando como nosotros, acompañado por Negrín, salió para el exilio del que nunca regresó. Durante su estancia en Francia fue perseguido por la policía franquista y por la Gestapo nazi que le robó la bandera republicana, arriada por última vez en ese precioso pueblo ampurdanés. (El no poder llegar hasta su tumba en Montauban es una de las causas de que nos hayamos juramentado para repetir el viaje con mucho más tiempo).

A horradme el describiros las sensaciones que sentí al verme allí arriba, rodeado de castaños y con el suelo tapizado de hojas llevadas en volandas por el ventarrón. Los erizos con sus pequeños tesoros marrones aún escondidos dentro, comparten la vereda con pequeñas bellotas de algunos quercus que abundan en los densos bosquetes. En el momento de coronar y con el horizonte abierto por el vendaval, se ve el Mediterráneo y parte de la costa española, algo que supongo no vio Don Manuel, pues en aquellos días llovió a mares. Imagino que cuando arriba se volvió y vio la senda que nunca más se ha de volver a pisar, sintió una amarga y profunda tristeza, viniéndole las lágrimas a los ojos. Igual que a mí recordándole allí y al ver el cartel de Le Perthus, yo también apurado por un gendarme francés para que entrara «Vite, vite» a su país. O en la arena de Argelès sur Mer, no imaginarás su tamaño hasta pisarla. Los ojos se vuelven a humedecer al entrar en el cementerio de Colliure y ver en primer plano, separada del resto, la pequeña tumba, donde duerme el imperecedero, el inmenso Machado y su minúscula madre, a los que solo tres días eternos separaron sus muertes.

En el retorno a España seguimos escuchando los versos de Machado en boca de Serrat, para muchos el que mejor los canta. Port Vendres, Banyuls sur Mer, Cerbère y tras descollar Belitres, entre los aullidos inmisericordes del viento, vemos a nuestros pies Portbou y la tierra que aún sigue sin dar reparación a los miles de enterrados en sus cunetas, ni resarciendo a los que tuvieron que huir por defender las libertades, los derechos y tuvieron el sentido moral, la vergüenza, el miedo y el valor suficientes para no quedarse en un sitio en el que habían perdido todo menos la vida.

Gracias Maestros. Salud Compañeros.

Epílogo. No voy a epilogar esta columna, por lo menos mientras quedemos uno solo de nosotros que les recordemos, les admiremos y sigamos reivindicando su memoria.

Epílogo 2. No he querido cambiar este texto pero la actualidad me lleva a terminar esta columna con la mención de otro exilio, esta vez el de miles de ucranianos (van más de tres millones), que nos hacen revivir las mismas imágenes del horror y el sufrimiento de siempre. Otra vez un pueblo soporta la invasión y la guerra en su suelo ante el ataque por parte del Ejército de un dictador, sus aliados y sus cómplices activos y pasivos.

¿Vendemos a los Saharauis?

Una vez más, nuestro partido se aleja de los planteamientos de justicia social que fueron base para la creación del mismo, pero que ese pragmatismo que yo llamo simplemente cobardía, nos lleva de nuevo a otro punto más en la derechización constante de nuestro grupo.

Poco antes del vergonzoso abandono del pueblo saharaui, en las ambiciosas manos del reino alauita, España de manera absolutamente hipócrita, pero lógica en un dictador sin escrúpulos, propone un referéndum de independencia, en lugar de haber hecho todo lo posible porque la obtuvieran en el transcurso de la colonización española.

Era evidente que Marruecos no aceptaría aquella propuesta, pues España le dejaba el camino libre, se sentían absolutamente poderosos contra el minúsculo Frente Polisario de reciente creación, que reclamaba la legitimo control de sus tierras, con lo cual el monarca alauí no quiso perder la ocasión de apoderarse con facilidad un territorio que habia reclamado insistentemente e históricamente, por lo que combatió duramente a los saharauis durante largos años.

Con la vergonzosa retirada del ejercito español, sin resolver previamente el conflicto, a pesar de tener la posibilidad de hacerlo con relativa facilidad, el territorio quedo en manos de Mauritania y de Marruecos, que disputaron su control.

El Frente Polisario, fundó la Republica Árabe Saharaui Democrática (RASD), lo que se tradujo en un largo periodo de guerras de guerrillas, durante más de dieciséis años, entre el Frente polisario y el reino de Marruecos.

En 1979 el Frente Polisario firmó la paz con Mauritania y Marruecos Tras un acuerdo con la ONU, creando un órgano que dio en llamarse “Misión para el Referéndum del Sahara Occidental” (Minurso), lo que, a mi juicio, con toda justicia, no han dejado de revindicar ni un momento los legítimos propietarios de ese territorio. Referéndum que cada vez parece más difícil de alcanzar, pues la ambición y el afán de poder del monarca alauí no parecen tener límites.

En la primavera de 2021, el Líder del Frente polisario Brahim Ghali, se contagió con el covid19, y el gobierno español lo hospitalizó, lógicamente en uno de nuestros Centros públicos. Lo que en principio debería de ser una acción absolutamente lógica de acogimiento por razones humanitarias sin más, paso a convertirse en un conflicto diplomático, que una vez más nuestro presidente no supo afrontar con la valentía necesaria, claudicando de nuevo ante la derecha y ante Marruecos, y que provocó una crisis migratoria sin precedentes, a la que ahora una vez más sucumben humillándose nuestros políticos, dejando otra vez al descubierto el plumero ideológico. Nuestro gobierno, que junto a la ONU defendieron hasta ahora la celebración del citado referéndum, aprovechando ahora todo este barullo en el que estamos sumergidos por la Guerra de Ucrania, los precios energéticos, los paros en el transporte y con nocturnidad y alevosía, de nuevo nos engañan a todos y una vez más, dejamos en las garras de los poderosos a los mas necesitados de nuestro apoyo

Quizás yo sea un ingenuo, y desde luego que no soy políticamente correcto, pero me parece mucho mas importante mantener nuestra lucha social por un mundo más justo, que los intereses bastardos que puedan repercutir de una forma totalmente desleal, al colocarnos cada vez mas cerca de los planteamientos conservadores.

No se si esta decisión, nos cerrará el grifo del Gas, es posible que sí, pero si esto fuera así realmente, creo que nos lo merecemos, por no haber impulsado medios energéticos mas respetuosos con el medio ambiente, ya que desde hace tanto tiempo sabemos que cada vez nuestra dependencia de los hidrocarburos, nos llevará a la ruina energética en el país del sol.

Es probable, que el hecho de tener contento a nuestro monarca vecino sea diplomáticamente rentable, pero desde luego ética y moralmente estamos cayendo en un desprestigio social que nos equipara a las dictaduras más retrógradas.

Cuando nuestro país, más necesita que la izquierda mantenga esos ideales de justicia social y que, con sus diferencias, todos los grupos que se sitúan a este lado, permanezcan unidos contra el alarmante crecimiento de las posiciones más fascistas de extrema derecha, la pasividad y el conformismo, parecen apoderarse de nuestros dirigentes, que se avergüenzan de nuestro natural acercamiento a los más necesitados, y por el contrario lo hacen a los poderosos, aunque eso implique entrar en sus corruptas formas de estar.

Queridos compañeros que os hemos encomendado el honor, de representar a nuestro PSOE en el ejercicio de conseguir una sociedad justa y que el pueblo español esperanzado por esos ideales, os han concedido su confianza, por favor, frenar esa deriva cada vez mas escandalosa hacia la derecha, los socialistas tenemos principios, quizás no sea cómodo mantenerlos, quizás sea más cómodo y más rentable personalmente ser conservadores, pero ¿para qué? para que unos pocos puedan vivir de esas prebendas, mientras otros cada vez se sumergen más en la miseria.

No, los socialistas no somos así. Queridos compañeros, si consideráis que no podéis mantener nuestros principios sociales, éticos y morales, apartaros dignamente estoy seguro que en nuestro querido partido hay quien si puede y quiere mantenerlos a ultranza, y dejar una sociedad justa a nuestros nietos, ya que nuestros hijos desgraciadamente sois vosotros y evidentemente no lo habéis conseguido, aunque por distintas razones tampoco lo habíamos conseguido los que os hemos precedido.

Queridos compañeros, el poder si no sirve para mejorar a la sociedad en su conjunto, no sirve para nada pues todos tenemos fecha de caducidad, aunque no sepamos cual es, pero la sociedad sigue adelante, hacer que cada vez sea con más justicia.

Paco Ascón

Xares, Ourense

A %d blogueros les gusta esto: