La irresponsable derecha madrileña

La situación política en Madrid bien merece el calificativo de esperpéntica. Es habitual que la Presidenta de la Comunidad, la señora Díaz Ayuso, y el Alcalde de la capital, el Sr. Martínez Almeida, rayen en el absurdo cuando no en lo ridículo. Lo hemos vivido, hace unas pocas semanas, con el fútil intento de la Presidenta de Madrid de tiburonear a Barcelona el Mobile World Congress. Del mismo modo que se puso en evidencia la estupidez del Alcalde de Madrid en materia medioambiental, intentando destruir los avances del anterior gobierno municipal por simple hecho de ser de naturaleza de izquierdas, para acto seguido, ante la justificada oleada de críticas dentro y fuera de nuestras fronteras, retomar las mismas medidas cambiándolas de nombre.

Las “payasadas” políticas no tienen gracia. Ese ha sido el caso de la destrucción del Memorial de la Almudena, con los nombres de los 2.936 fusilados en Madrid, entre 1939 y 1944. El Ayuntamiento, gobernado por PP y Ciudadanos con el apoyo chantajista de VOX, pretende equiparar a los asesinados por el franquismo con las víctimas de la guerra genocida que desató el propio franquismo; una guerra contra la legítima Constitución de 1931. ¿Cuáles son las victimas que reclaman estos partidos de la derecha, entre 1939 y 1944? La respuesta es ninguna; en ese quinquenio sólo había hambre y crímenes franquistas. Todo obedece a la permanente acción, de los que se rasgaban las vestiduras por la exhumación de los restos del dictador, para reescribir la historia, tergiversarla y hacer aparecer a las víctimas del criminal golpe militar como responsables de la guerra o, al menos, sembrar dudas y confusión. Demuestran así que tan filofranquistas son unos como otros, de hecho vienen todos de la misma cuna política, por mucho que se disfracen de demócratas, liberales o se vistan de Armani.

Afirmamos que tan ideológico es lo anterior como la política privatizadora en materia educativa. Es un escándalo, amortiguado por los medios de comunicación, que en el proyecto autonómico de presupuestos futuro y en la ejecución de los presupuestos en vigor se recorte dinero a la educación pública y en paralelo se esté desviando hacia la educación privada y concertada. Aplican un recorte de 16,5 millones: -5% a los colegios bilingües de primaria y -1,7% en la ESO y Bachillerato.

El colmo de la gestión negligente del PP se ha puesto al descubierto en la mayor crisis sanitaria jamás vivida en nuestro país. Atacan al Gobierno central, no cesan en el permanente desgaste, con insinuaciones mezcladas con cínicas palabras de apoyo. Quizás han decido poner en práctica la vieja táctica de “la mejor defensa es un buen ataque”. No sería de extrañar, pues cuando esta crisis sanitaria pase definitivamente tendrán que dar explicaciones de la falta de personal sanitario, la escasez de camas hospitalarias y la vergonzosa carencia de material sanitario básico para afrontar la situación contra el COVID 19. Los gobiernos autonómicos de: Gallardón, Esperanza Aguirre, Ignacio González, Cristina Cifuentes, Ángel Garrido (hoy en Ciudadanos) e Isabel Díaz Ayuso, tendrán que rendir cuentas por el deterioro de la sanidad pública. Han puesto en riesgo a la ciudadanía, por acción, omisión o corrupción, y eso no puede quedar impune.

Sus dejes ideológicos añorantes del franquismo, sus permanentes errores y rectificaciones en las declaraciones públicas, los recortes de los pilares básicos del Estado de Bienestar: Educación, Sanidad y Dependencia, el sectarismo en la gestión pública… les convierten en un gobierno grotesco, tanto el municipal como el autonómico, dedicados en exclusiva a la publicidad política pagada con dinero público: el autobombo.

El deterioro democrático es cada vez más palpable; desde la llegada de VOX se ha terminado en los hechos con las declaraciones institucionales. Hemos vuelto a ver la cara de la censura; con la prohibición del ensayo de una canción a una asociación feminista, previa al 8 de marzo, porque al señor Alcalde no le gustaba la letra.

Desde Tribuna Socialista de Madrid consideramos que el conjunto de situaciones aquí expresadas son gravísimas. Y la gravedad de estas aumenta con el absentismo político de las organizaciones de la izquierda, tanto de los partidos como de los sindicatos.

Echamos en falta una crítica severa, pedagógica y de cercanía, que ayude a la toma de conciencia de la mayoría de la sociedad. Es necesario que los ciudadanos, que se quejan cuando sufren la saturación de las urgencias o las listas de espera hospitalarias, visualicen el origen del problema: los recortes económicos a la sanidad pública. Lo mismo con los que se quejan del exceso de alumnos en una clase de primaria, de la ESO o de Bachillerato, por la falta de profesorado. O los que no tienen acceso a una residencia para sus padres y madres mayores, porque no hay plazas y las privadas son sencillamente económicamente implanteables. Qué decir de los afortunados y afortunadas que consiguen una plaza en una residencia pública de mayores en gestión privada, y tienen que hacer de “inspectores” por la desconfianza que han generado los múltiples casos de abandono y mala atención a los ancianos. El común denominador siempre es el mismo: los recortes económicos ejecutados por el Gobierno de la Comunidad y/o el Ayuntamiento.

Vemos muchas fotos institucionales, oímos muchos discursos y declaraciones, pero no vemos hechos, echamos en falta firmeza y rigor en las organizaciones de la izquierda.

Ahora es momento de respetar las decisiones extraordinarias que está tomando el Gobierno de la nación, pero una vez que esta crisis sanitaria pase tenemos que poner los cinco sentidos y todos nuestros esfuerzos en impedir que, nuevamente, la recuperación recaiga sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras, en definitiva sobre la mayoría social. Tras el COVID 19 habrá un antes y un después. De lo que haga la izquierda (partidos y sindicatos), en unidad, dependerá hacia dónde se inclina la balanza del esfuerzo para la recuperación. No puede volver a ocurrir que a nombre del deterioro económico se volatilicen nuestros derechos.

Comité de Redacción TS Madrid

Esta entrada fue publicada en Socialismo. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s