VOX, un partido antidemocrático, eso es la ultraderecha

Cuando nos preguntamos, ¿de dónde ha salido VOX?, la respuesta es que VOX ya estaba, con la desaparición de Fuerza Nueva de Blas Piñar, fuerza parlamentaria o de los Populismos de Gil o Ruíz Mateos, nos hacíamos la pregunta de dónde estaba la extrema derecha en España, ¿no había extrema derecha en España? ¿Dónde estaban los herederos de la Alianza Popular de exministros de Franco? ¿los jóvenes cachorros de la derecha franquista?

Estaba en el P.P, allí estaban siendo amamantados, eran sus muchachos y que les recordaban sus orígenes, dentro del P.P. fueron creciendo y cuando vieron que su proyecto-personal político ya no tenía recorrido ante la barrera que suponían, si el P.P. quería ser un partido de gobierno, ideológicamente de centro derecha ante esto dieron el salto a la arena política y nació VOX, cuyos votos han ido creciendo con dos graneros, los dispersos de la extrema derecha fuera del PP, falangistas, neonazis, ultracatólicos, anti sistemas, nostálgicos del franquismo, resentidos contra una sociedad más igualitaria, y propio P.P, también la auto destrucción de C.S. ha contribuido a el aumento de sus votos.

VOX, un partido cuya razón de ser es una involución democrática, con renuncia a la constitución y sus logros, que han llevado a este país al mayor periodo que ha conocido de estabilidad y progreso, que busca erosionar las instituciones democráticas o destruir las libertades propias de una democracia, opinión o expresión, igualdad ante la ley o derecho a voto.

La utilización de la democracia para alcanzar el poder recuerda a la Alemania del 1933 o a las maniobras actuales de los partidos ultranacionalista de derechas de Hungría y Polonia, que una vez alcanzar el poder manipulan el sistema democrático de elecciones para perpetuarse en el poder, igualmente a lo que predica y hace el partido republicano de EE.UU., cambiando los distritos o intentando impedir el voto de las minorías.

VOX en las instituciones en el poder ejecutivo municipal, autonómico o nacional, es un peligro para el país, pues sus ideas y aplicaciones políticas se basan en el enfrentamiento y en la demagogia del bulo, de hacer a la falsedad, verdad, o sembradora de odios. No busca mejores condiciones de vida para los ciudadanos, busca favorecer a los suyos y enfrentarlos a los otros, busca enemigos identificables.

U.P no es como VOX, los extremos políticos no se tocan, pues están en las antípodas ideológicas, pues mientras la izquierda de UP no cuestiona el sistema democrático en sus planteamientos teóricos ni con sus propuestas, VOX es un partido xenófobo, racista y homófobo, niega la violencia de género, niega la igualdad entre las personas, niega en definitiva la idea de sociedad justa y equitativa

En España el entretenimiento de la izquierda es criticar las palabras de los pensadores de derechas, conservadores y extrema, el más difícil es crear palabras, mensajes y pensamiento que lleguen a la sociedad por parte de la izquierda. La izquierda necesita un mensaje cercano a las preocupaciones cotidianas, para ello debe evitar un lenguaje críptico (inclusivo y lleno de tecnicismo) lejos del sentir popular, ahí está la razón de por qué la extrema derecha y su mensaje llega. El pensamiento liberal-conservador dispone de un arsenal de argumentos: cristianismo, Capitalismo, liberalismo-libertario y el populismo al servicio de los medios de difusión diarios, titulares cortos, frases fáciles ocurrentes y manipuladoras.

El desprecio a los demás y a su actuación, forma parte del pensamiento o mensajes de la extrema derecha, junto con el Antieuropeísmo (U.E), nacionalismo identitario, partidarios de un Estado fuerte y centralista (autoritarismo)

DATOS.

La evolución del voto desde su aparición, se funda en 2012, ha sido espectacular sobre todo a partir de 2019. Su origen lo hemos dicho, militantes del PP y extrema derecha, comienzan con ataques al estado de las autonomías.

El aumento de sus votos se da en 2019, las razones sería importante conocerlas.

Sus posturas políticas van desde ilegalizar partidos, a inmigrantes eliminar derechos, deportaciones masivas con externalizaciones como las que propone U.K., cerrar medios de comunicación, contra la libertad de expresión, acabar con la protección de las minorías sociales. Revisionismo histórico,

VOX cuestiona derechos fundamentales, recogidos en nuestra Constitución y leyes, cuando no aspira a la manipulación del sistema judicial, todo esto va contra el sistema democrático en el que se basa nuestra convivencia y sociedad.

Vox ha dado un paso adelante en sus políticas de apoyo “cedido” al P.P., sin este apoyo no gobernaría en casi ningún territorio y grandes municipios, a exigir estar en los gobiernos, desde ellos implantar sus ideales. La cuestión es gobernar o no con la extrema derecha que niega esos derechos fundamentales y libertades. Por lo visto, en Castilla y León el PP ha decido gobernar con la extrema derecha, la blanquea, lo admite en órgano de poder ejecutivo, esto no puede ser justificativo, la simple comparativa de los apoyos puntuales de partido de izquierda o radicales, al gobierno de la nación. VOX aporta 215.000 votos el 36% de los votos de la coalición.

Al grito ¡hay que echarlos! No reconocer los resultados democráticos, demonizan a ministros y ministras, casualidad Irene Montero, joven e igualdad, Fernando Grande-Marlaska, Juez y homosexual.

Medidas que proponen y respuesta de la izquierda.

Hay que quitar los impuestos que gravan las energías, pero como financiamos los servicios no lo dicen.

Hay que bajar los impuestos, “si con menos impuestos se recauda más, con ninguno se ingresa el máximo” Coincide en su discurso con el P.P. discurso que hasta el F.M.I rechaza.

Hay que quitar los miles de millones que se dan en igualdad, dárselas a las familias pues en ellas hay mujeres, pero no dice que supone eso, de bajas maternales o paternales, empleo, pensiones o guarderías.

Denuncian, “Con La luz, la gasolina y los suministros básicos disparados, la paciencia de los españoles ha llegado a su fin”, argumenta Abascal y dice que haría, “soberanía energética” apostar por la nuclear 40 años de vida y más, por el carbón, le importa nada el cambio climático, pues esas medidas suponen efecto invernadero y la dependencia de otros.

Antifeministas, lanzan falsas noticias, 20.319 mil en los próximos tres años, en realidad son desembolsos anteriores en políticas que tienen incidencia en la promoción de la mujer.

Para arreglar el mundo rural y a los cazadores, Abascal no niega en su apoyo a la pretensión de cazar en los parques nacionales y caza del lobo, este lobby potentísimo es uno de sus puntales en el crecimiento de voto en algunos territorios, lanza bulos sobre la ley de protección animal.

Entre sus muchas ideas, defienden a autónomos y empresas, al igual que las familias, pero en el último pacto de gobierno en C y L se han olvidado de ello para compensar el precio energía, más del 50% de los impuestos a hidrocarburos van a las autonomías. Propone leyes que no dice de que van, solo insta al gobierno de la nación a recuperar el equilibrio entre la ganadería y el lobo….

Insta y grita que hay que eliminar el gasto superfluo de las administraciones, según su criterio, puestos de Cantó o el antiguo de Abascal, pero a la primera de turno, ni elimina consejerías y permite tener un vicepresidente que cobra, 100.000 euros, sin responsabilidades específicas.

El nuevo presidente de la derecha y la ultraderecha, Mañueco en su discurso, “Niega la violencia machista, e impone su criterio de intrafamiliar habla de ayudas y protección, pero no indica para quién y en razón de qué. Impone su lenguaje, no hay machismo o violencia contra la mujer, para luego equiparar todas las violencias.

Con respecto a la Inmigración, Vox, la señala “su” incapacidad para adaptarse, les responsabiliza de violaciones en manada, defiende una inmigración ordenada y se supone que vigilada para conseguir; integración cultural, económica y social, de paso dice que eso evita las mafias.

Pretende eliminar cualquier partida de ayudas, dice que son efecto llamada y favorece tráfico de personas, y quiere recurrir a identificar a los migrantes ilegales utilizando las fuerzas de seguridad para su expulsión.

Educación, bajo una falsa neutralidad le acusa de adoctrinamiento ideológico, o por centralizar pruebas como la selectividad. Igualmente debe estar por becas para todos independiente de recursos, estilo Madrid, becas a los alumnos de los colegios privados de pago.

La Memoria histórica, aspira a suprimir toda referencia a ella en los decretos autonómicos.

En Economía, promete garantizar los servicios públicos de calidad, compatibles con una reducción de impuestos, además de reducir el gasto institucional superfluo e ineficaz del gasto público, simplemente que esto lo incumple en su primer gobierno autonómico aumentando los cargos de libre designación e igualmente privar de financiación a organizaciones sociales o agrupaciones políticas. Igualmente, su propuesta económica se basa en el hiperliberalismo, sin derechos laborales y con ello poner a la economía por encima de las personas.

El mundo rural, llama a desarrollar infraestructuras de comunicaciones de cohesión territorial, además de instar, a la comisión europea y el gobierno de la nación a proteger la producción propia contra la extracomunitaria que no cumplen los mismos requisitos que los productores nacionales, pura demagogia, rechaza las políticas agrarias de la U.E. busca un enemigo exterior para intentar justificar las ausencias de políticas para desarrollo agrario.

Andalucía y VOX.

El PP andaluz busca el voto de la derecha clásica no hay que olvidar que las últimas elecciones, no fue la primera fuerza política solo 26 diputados, pero utiliza dos lenguajes, uno para esa derecha y centro social, defensas derechos de las mujeres y otra para su lado derecho, violencia ultrafamiliar.

VOX fue un partido clave en la elección de Moreno Bonilla como presidente de la Junta, fue el primer paso para su normalización, ahora parece olvidarlo, pero es pura estrategia, ya cuenta con VOX para volver a ganar la Junta, Ciudadanos ha sido la muleta, su falta de liderazgo y su miedo a desaparecer ha hecho que este partido con 21 diputados, no ha servido para nada, ni para parar la influencia de la extrema derecha. Esta con 12 diputados, no hay que olvidar que el partido popular nunca ha hecho una condena de VOX y sus posicionamientos, ni ha señalado los peligros que su crecimiento entraña, esto se puede achacar al propio origen del PP, Alianza Popular y al del líder de VOX.

Vox cultiva una imagen de partido que dice lo que los ciudadanos piensan y que la clase política clásica no afronta sus problemas, la realidad es que VOX no propone soluciones realistas a los problemas, pero demagogia le sobra.

La herencia recibida es la estrategia del P.P., pero la suya el blanqueo de la ultraderecha junto con su mala gestión de gobierno empieza a ser algo en lo que fijarse, ceder ante VOX, ante la presión para recortar derechos o seguridad a las mujeres, la gestión financiera y la perdida por no ejecución de fondos. Moreno Bonilla va por ahí vendiendo como algo natural la presencia de esa ultraderecha en la vida política andaluza, les está dando carta de naturaleza, e incluso juega con la credibilidad de las fuerzas políticas democráticas, o gano por mayoría suficiente o gobierno con VOX, sabe que son una fuerza política no democrática, pone como líneas rojas de sus pactos el Estatuto de autonomía, o la violencia machista, pero solo hay que ver los que ha respetado esto hasta ahora, con ataques a la sanidad, la educación la dependencia o su escaso entusiasmo en trabajar para bajar el paro, hacer el tancredo es su política, el pasaba por allí,

La ultraderecha VOX, en un gobierno de la junta. es reproducir en Andalucía, los años de desigualdad y señoritos. Por cierto, Moreno Bonilla y el PP, se supone que no aceptan las ideas de VOX, sobre inmigrantes o mujeres, ¿¿¿pero las han rechazado??? No hablemos de economía, suerte que existen leyes a nivel nacional, reforma laboral o políticas fiscales, pues veríamos como las políticas de austeridad y aprovechamiento de lo público para hacer negocios con los amigos, no con unos pillos, sería el orden del día, por cierto, cuando explicará el PP y sus títeres los datos de los 3000 millones dados a dedo en contratos de pandemia, mascarillas, puede ser de traca si lo juntamos con la Madrid de Ayuso.

Está claro que la única forma de que VOX no gobierne en Andalucía, es movilizar a los votantes de centro izquierda y de izquierda, Andalucía no merece un gobierno de derechas por no ir a votar, el cabreo se debe pagar de otra forma, los andaluces nos jugamos mucho en estas elecciones.

Juan Francisco Gómez Colomera
Historiador

Francia: derecha frente a extrema derecha

Así se ha presentado la segunda vuelta de las elecciones en Francia: Macron, líder de un partido creado “ad hoc”, en abril de 2016, y Marine Le Pen, heredera del partido fascista que creó su padre, Jean-Marie Le Pen, junto a fascistas reconocidos como Jacques Doriot o André Dufraisse.

La respuesta del electorado francés ha sido muy educada; 17 millones de electores no han ido a votar, han votado en blanco o han hecho voto nulo, en total casi un tercio del electorado. Esto, a pesar de las presiones y las amenazas que los medios de comunicación de masas han lanzado, incluso más allá de las fronteras francesas.

Las instituciones oficiales se han llevado un buen susto; un susto que en España debe ser que no asusta, porque el Partido VOX, hermanado con el de Le Pen, está en los gobiernos de Murcia y Castilla y León y sustenta con sus votos a los de Madrid y Andalucía. Permítaseme una digresión: Es curioso que VOX haya incluso enviado a la señora Olona a la fiesta de cierre electoral y en apoyo de Le Pen, un partido en cuyo programa aspira a restringir las importaciones de los productos agrarios, entre otros países, de España. ¿Qué les dirá el señor Abascal o la misma Sra. Olona a los agricultores españoles cuando vayan a las manifestaciones a intentar hacer su “caldo gordo”, por ejemplo, el 1º de mayo en Cádiz, donde VOX convoca a los trabajadores de todos los sectores de la producción?, y más curioso aún si cabe ¿qué les dirán a los dirigentes de VOX los agricultores españoles?

Todos quieren hacer responsables a los que no tenían una posición definida, a los obreros y a las rentas bajas. Bueno, no sé si el control del voto llega tan lejos como para saber el nivel de renta de cada elector/a y lo que votan, pero, en todo caso, los únicos culpables, en Francia como en España o en cualquier otro país, de que la extrema derecha ocupe cada vez mayor espacio político, son los partidos que renuncian a sus políticas, son los que hacen programas electorales que duran exactamente lo que comienza y acaba la campaña electoral, los partidos que se reclaman de la izquierda pero que se han transformado en máquinas electorales presidencialistas y que celebran congresos para cubrir el expediente, en los que se aprueban las resoluciones que dicta el aparato…

La mayoría social, muchos de ellos “educados en el apoliticismo”, no es la culpable de las irresponsabilidades de las direcciones de los partidos que dicen representar los intereses de los más desfavorecidos, pero que no pasan de ser meros gestores de los intereses de la minoría.

La sensación de tener que votar entre “lo malo” y lo peor” es un efecto que tiene su origen en el cansancio de la mayoría social defraudada porque en cada crisis, tenga ésta el origen que tenga, ven como siempre el coste se carga en las mismas espaladas, mientras la minoría privilegiada sigue a lo suyo; el enriquecimiento por todas las vías y cada vez más rápido, sin miramiento.

El resultado de las elecciones francesas del domingo 24 de abril es que ha ganado el mal menor; Macron ha perdido 2 millones de votos en comparación con las elecciones de 2017. Es el resultado de políticas permanentes de ataque a los derechos sociales y laborales de la clase trabajadora francesa, ataques al sistema público de pensiones, privatizaciones, etc. Agresiones contestadas con huelgas generales y revueltas como la de los chalecos amarillos. Movilizaciones que dieron sus frutos pues obligaron al Gobierno de Macron a dar marcha a tras en su pretensión de reformar el sistema público de pensiones, a pesar de que, en su arrogancia, el señor Macron les etiquetaba de fascistas.

Las presidenciales van a tener un segundo capítulo en cuestión de mes y medio, en las elecciones legislativas. Veremos. Pero Macron, como todos los gobiernos europeos, y de la OTAN, están sometidos a utilizar la excusa de la Guerra para “repartir” los esfuerzos económicos y continuar con las contrarreformas.

Próxima parada Junio: legislativas en Francia y cumbre de la OTAN en Madrid, veremos las novedades que trae Biden, el verdadero jefe de la OTAN, ¿incremento del gasto en armamento para alimentar su industria de guerra?

Roberto Tornamira

Militante Socialista de Madrid

A %d blogueros les gusta esto: