Viva el 14 de abril. Viva la República.

Está vivo el sentimiento de Libertad que recorrió toda España está misma fecha de 1931.

Una Libertad que tomó forma en vertiginosos avances educativos y culturales, como jamás había vivido este país en toda su historia.

Libertad que generó expectativas que sólo truncó la reacción involucionista y retrógrada de la CEDA (que hoy encarnan PP, C’s y VOX).

Libertad que asesinaron una camarilla de militares criminales, resentidos y canallas, que llevaron a cabo el golpe el 18 de julio de 1936 que, no por falta de ganas, no dieron el 14 de abril de 1931; posibilidad que Alfonso XIII tomó en consideración.

El sentimiento republicano está vivo, pues la Monarquía es un anacronismo que pervive maquillada, para esconder sus lazos con el franquismo y la dictadura: antes, durante y después de la Guerra Civil. No en vano, Juan Carlos I fue “coronado”, con la gorra de plato, Jefe de los tres ejércitos el mismo día 20 de noviembre de 1975. Por tanto, por herencia, continuamos teniendo un Jefe del Estado que es militar.

La República está viva en el anhelo de los pueblos que conforman el Estado español de vivir en paz, sin que una y otra vez nos enfrenten quienes hablan de unidad de la España a la que defraudan fiscalmente, a la que desangran con sus corruptelas.

La Constitución de 1978 ha cumplido su cometido de transitar de la dictadura a la democracia. Pero este país necesita avanzar, y para ello es vital limpiar de restos franquistas en las instituciones del Estado.

Es responsabilidad de los partidos de la izquierda y demócratas, generar el debate pedagógico necesario que por convencimiento y democráticamente traiga de nuevo la República.

Por todo ello y porque la República es futuro. VIVA LA REPÚBLICA.

Roberto Tornamira

Anuncios
Publicado en Socialismo | Deja un comentario

Elecciones primarias en Madrid

El proceso de primarias del Partido Socialista Obrero Español en Madrid ha dado como vencedor a Pepu Hernández frente a Manuel de La Rocha y Chema Dávila. El PSOE en Madrid ya tiene candidato a la alcaldía de Madrid.

El candidato propuesto por el Secretario General, Pedro Sánchez y apoyado por parte de la Dirección del Partido en nuestra Comunidad, actuación muy discutible desde un punto de vista democrático, ha recibido la confianza mayoritaria de los militantes. Cada candidato ha podido recorrer las agrupaciones y ser escuchado por quienes han asistido a los actos.

Por tanto, efectivamente el proceso de primarias es manifiestamente mejorable, pero muy distinto de lo que ocurre en partidos como PP, en el que la imposición de candidatos sin debate ni discusión es lo normalizado; un sesgo inequívoco de autoritarismo, propio de los partidos presidencialistas. Qué decir de las escandalosas trampas y pucherazos que según la prensa han tenido lugar en Ciudadanos.

Este sistema de primarias se demuestra útil, participativo. Dota a la organización y a sus militantes un sistema eficaz y válido para la oxigenación constante de una organización de masas, de un partido político de la izquierda. Necesitamos por tanto cuidar y fomentar la participación y el debate entre los candidatos y candidatas que se presentan, así como la participación de los afiliados y afiliadas, pues es un patrimonio del que nos hemos dotado en los congresos. Y aún más importante, hay que garantizar que se respeta el resultado que arrojan las votaciones en las que participan los afiliados y afiliadas.

El Partido Socialista, en su federación madrileña, tiene una larga y accidentada historia de candidatos impuestos sin respeto a la propia organización, con resultados penosos y en descenso, no sólo por las propias circunstancias políticas, aciertos o errores, sino sobre todo por comportamientos escasamente democráticos y nada transparentes. Hay que recordar que parte del “giro a la izquierda” que inspiraba el No es NO, y el rechazo a las formas del viejo aparato, precisamente anhelaba esa democracia y esa transparencia.

La militancia socialista tiene esa amarga experiencia, y generalmente ha visto cómo se traduce en una desafección, consecuente, y en la lógica falta de respaldo posterior en las urnas por los ciudadanos. El partido político más importante de la historia de nuestro país vuelve a ser una referencia para el conjunto de la izquierda de nuestro país.

La democracia interna, contrasta con el retroceso reciente de derechos y libertades en la sociedad como consecuencia de la crisis que sufrimos la mayoría social, y en el avance de “fuerzas nuevas” de la derecha, con un componente autoritario e inconstitucional que pensábamos desaparecido.

Igualmente, la reaparición y revitalización de movimientos sociales como el Feminismo o el Ecologismo, con carácter autónomo y transversal, significan claramente una renovación generacional que incorpora a más ciudadanos a la modernización de los derechos sociales, a la plasmación de derechos reconocidos y hasta ahora poco legislados, y sin embargo aún no se trasladan a las elecciones como suma clara de una izquierda transformadora.

Estas circunstancias que veremos cómo se trasladan a nuestra comunidad, a nuestro país dentro de muy poco, merced a las próximas elecciones, hacen del PSOE el centro de atención para conformar una mayoría en ayuntamientos y comunidades autónomas tan trascendentes para el panorama político como lo es la ciudad de Madrid.

El proceso de primarias en la elección de candidatos a la Asamblea de Madrid y a los Ayuntamientos, especialmente el de Madrid, ha ensayado una fórmula democrática de primarias abiertas que ha sido un paso de gigante en la comparativa de la democratización interna de los partidos políticos que confluyen en estas elecciones, ya no solo los más de derechas como es el PP o ciudadanos y su acusación de pucherazo en sus primarias, como también en las plataformas de izquierda que licitan al voto de la izquierda en la capital de Madrid, que en una suerte de votación de primarias falsa otorga más valor a los candidatos de la lista oficial que a los candidatos aspirantes libres.

El proceso de primarias abiertas a pesar de ser un avance, necesita una mejora tanto en el procedimiento, como en el resultado final, en la ordenación de los candidatos que combinen los equipos del candidato al Ayuntamiento o a la Comunidad con los deseos de los militantes.

Elegir bien a los candidatos, con procesos públicos transparentes y ejemplares concita la atención de los ciudadanos, ofrece una imagen cierta de este partido político, para ganar en el Ayuntamiento de Madrid y en la comunidad. Es una oportunidad magnífica para sumar y conformar de manera principal esa mayoría de izquierdas en la que todos nos reconocemos. De ahí que creemos necesario evaluar y estudiar una mejora de los procesos, con una reconsideración del sistema de avales, de cómo se pueden o no agrupar candidatos, de la necesidad de la asepsia debida y el exquisito respeto desde la Dirección al proceso. Estas primarias, deben permitir no repetir errores, para servir de referente a toda la izquierda, y trasladar a los ciudadanos que su opinión cuenta, que la participación en organizaciones políticas sirve, y que militar en un partido político sigue siendo el cauce natural más adecuado y democrático.

¿verdad?…

Comité de redacción TS-Madrid

Publicado en Socialismo | Deja un comentario

La campaña electoral

El PSOE pone en marcha una campaña centrada en Pedro Sánchez y la movilización frente a las tres derechas.

El pasado jueves 11 de abril, Pedro Sánchez no se acostó hasta las siete de la mañana, acababa de llegar de Bruselas, donde había participado en el Consejo Europeo sobre el Brexit, un día que sería largo para él, pues a las 18.30 de ese mismo día debía estar en Dos Hermanas donde arrancaba la campaña electoral.

Ese día en la localidad Sevillana en la que dijo ante miles de personas que aceptaba ser “el candidato de la militancia” en su camino ante la Secretaria General del PSOE, intervino en dos actos, uno por la tarde y el otro rozando las 24:00 h, como comienzo de una campaña distinta a todas las conocidas hasta ahora y que le llevará a recorrer la geografía Española en pocos días.

Y Dos Hermanas, le esperaba entusiasmada, con ese entusiasmo del que sabe que el esfuerzo y la resistencia conducen a la victoria.  Su primera intervención fue en la misma sintonía que percibimos en la precampaña y que pocos días antes había mostrado en Sevilla, un discurso en el que fue contando retazos de lo conseguido en sólo 10 meses de gobierno unido a algunos trozos de lo que queda por conseguir si finalmente las encuestas tienen razón y consigue ganar las elecciones. Su Segunda intervención estuvo llena de emoción, desborde de alegría en una tierra que siempre le dio el triunfo, un valor seguro.

El líder del PSOE no puede olvidar que es el Presidente del Gobierno y en cada mitin la responsabilidad le puede para contestar de forma moderada a la campaña de descalificaciones e insultos que están haciendo los líderes de las derechas.

La campaña está medida y es que el PSOE es el Primero en todas las encuestas a mucha distancia del PP pero aún sin una mayoría que les permita gobernar sin pactos, los socialistas han logrado recuperar estos meses a una parte de su electorado tradicional que apoyó a Podemos o a Cs en los últimos comicios. Pero saben que este es un voto menos seguro y por ello sus intervenciones no van ni demasiado a la izquierda ni demasiado al centro.

En cada mitin insiste Sánchez “Hay que votar al PSOE” y a partir de esta frase traslada que en estas elecciones hay dos cosas claras:  Una que si las derechas suman, pactarán, como hicieron en Andalucía y entonces tendremos ” es que solo el PSOE puede detener al PP, Cs y Vox con sus recetas de “convivencia, limpieza y justicia social”.

El resto de los líderes políticos centran sus intervenciones en la crisis territorial en Catalunya, algo que para el presidente Sánchez tiene un papel secundario. El líder Socialista casi siempre se detiene en que no habrá independencia “porque los catalanes no la quieren” y con unas pocas frases cierra el asunto.

También habla de la recuperación que durante su corto mandato ha tenido en lo que a imagen exterior se refiere nuestro país “España ocupa un muy buen lugar, como los de democracia y calidad de vida.

Una parte muy importante de su discurso, tiene que ver con la movilización, insistiendo en que el resultado del próximo 28 de abril dependerá, sobretodo, de un amplio número de indecisos “Tenemos que ampliar el número de personas que nos vote este 28 de abril, insiste Sánchez, tenemos que ir los socialistas convencidos, pero también tenemos que hablar al conjunto de españoles”.

“El año 2018 hemos acabado con un déficit público inferior al previsto por la Administración anterior. Hemos acabado con un déficit público del 2,6%, cuando estaba previsto en el 2,7%. Para 2019 es del 2%”, dice Sánchez. “Las cuentas están cuadrando, se están consolidando”. “Estamos demostrando que se puede hacer una política económica rigurosa con una política social. Un crecimiento económico que no se redistribuye es un crecimiento económico inútil”, este es un mensaje claro para los que afirman que los viernes sociales ponen en riesgo el cumplimiento de los compromisos de España con Europa.

El otro tema recurrente y que el Líder del PSOE quiere dejar claro durante sus intervenciones ya sea ante la prensa o en sus mítines se refiere a la Independencia de Cataluña y advierte de que, si tiene que aplicar el artículo 155, lo hará. “No quiero hacerlo, pero deben saberlo que”, en caso necesario, “actuaré con toda contundencia, aunque buscando el consenso”. “Los límites de la acción del Gobierno son los que he marcado en estos 10 meses: dentro de la Constitución, todo. Fuera de la Constitución, nada”.

Lo que si es cierto, que esta campaña con la Semana Santa de por medio, los indecisos que marcaba el último CIS pueden decidir sus votos en dos momentos: en primer lugar, en los debates a cuatro celebrados en televisión, y el segundo momento puede ser el dato de EPA que se lanza el día 25 , una EPA que previsiblemente marque unos malos datos ya que el primer trimestre del año es tradicionalmente el peor y porque este año, al contrario que en 2018, la Semana Santa ha caído en abril. Este será un momento de ataque de nuevo al gobierno. Que Semana Santa sea en abril hace que las contrataciones de la hostelería no hayan llegado a esa encuesta, además de que la economía española cada vez muestra mayor estacionalidad, principalmente como consecuencia del peso creciente del turismo sobre la actividad.

Lo que si es cierto es que esta campaña es que muchos han intentado llevar a cabo la campaña del miedo, una campaña que ha pasado de largo de la economía. El PP, Ciudadanos y Vox se empeñan en hablar de cómo Sánchez se ha apoyado en independentistas y nacionalistas, la oposición centra su discurso en el problema territorial. El PSOE habla de las mejoras sociales que han supuesto apenas diez meses de gobierno y de lo que significaría un gobierno con más escaños, habla de las necesidades reales de las personas, un discurso que parece que cada vez está calando en segmentos más diversos de la población.

María Iglesias Domínguez

Redacción Tribuna Socialista.

Publicado en Socialismo | Deja un comentario

Por un gobierno en Catalunya que responda a los intereses de los catalanes

El pasado jueves 4 de abril, el Parlament de Cataluña aprobó una moción presentada por el PSC, con 62 votos a favor y 61 en contra; con el apoyo de todos los grupos de la oposición, y la abstención de la CUP. Dicha moción insta al gobierno de Quim Torra a presentar una moción de confianza o convocar elecciones autonómicas, dada la paràlisis del Govern de la Generalitat y la inacción en la resolución de los problemas de los catalanes y catalanas.

La inactividad del gobierno catalán es un clamor popular. No hay nadie al volante. Los partidos que forman parte de ese gobierno están centrados únicamente en el tema identitario, en la batalla de símbolos y banderas, y su acción de gobierno más relevante ha sido la concesión del tercer grado penitenciario al exdiputado de CiU en el Parlament Oriol Pujol, condenado a dos años y medio de cárcel por delitos de tráfico de influencias, delito continuado de cohecho y falsedad en documento mercantil en el caso ITV.

El gobierno de Quim Torra no solo no ha presentado presupuestos para 2019, sinó que además, està permitiendo que crezca la desigualdad, aumenten las listas de espera en sanidad o por ejemplo, que peligren 10000 puestos de Trabajo del tercer sector, que hoy día están gestionando el 97% de la cartera de Servicios sociales, por no hacer frente al pago de las subvenciones a las entidades que lo gestionan.

En la defensa de la moción presentada, Eva Granados se dirigió al President de la Generalitat para manifestarle  “que la situación en nuestras escuelas, en servicios sociales de atención a la infancia esté así es su responsabilidad. Y si no saben, no quieren o no pueden arreglarlo, convoque elecciones y que la ciudadanía decida quien los debe gobernar. Fundamentalmente, un gobierno debe ser útil. Útil para las personas, especialmente para las más vulnerables. Y con ustedes estamos perdiendo, cada día que pasa un poco más”.

 

Quim Torra, que ya ha anunciado que hará caso omiso a esta moción, al no tener carácter vinculante, seguirá apoltronado en el Govern de la Generalitat consciente de la debilidad de la oposición, a la que retó a presentar una moción de censura. De hecho, la mayor fortaleza del gobierno de Quim Torra es que la oposición está liderada por C’S, incapaz de haber formado gobierno a pesar de haber sido el partido más votado en las últimas elecciones autonómicas en Catalunya, y centrado solo en la judicialización de la política, en la aplicación de un 155 permanente, y en hacer de la confrontación identitaria el caballo de batalla que les permite presentarse en las elecciones generales, como los grandes defensores (junto a VOX y PP) de la rancia “España grande y libre” de Franco.

 

Los socialistas catalanes debemos seguir trabajando, codo a codo, con el resto de socialistas del estado español, en la recuperación democrática, en hacer compatible el derecho a decidir de los pueblos con la defensa y mejora de los derechos sociales, en la lucha por la recuperación de las libertades y derechos perdidos en la última década (derogación de la reforma laboral, derogación de la ley Wert, de reforma de la justicia y las instituciones herederas del franquismo, y caminar hacia una España federal que defienda con fuerza los valores republicanos de igualdad, libertad y fraternidad.

 

Si en el conjunto de España es necesario un partido socialista fuerte comprometido con los intereses y derechos de la mayoría social, también en Catalunya es igualmente necesario desalojar a la burguesía catalana del Parlament y comenzar a hacer políticas sociales para revertir los años de desgobierno y mal gobierno del cada vez más fraccionado frente independentista.

 

 

Baltasar Santos

TS Catalunya.

Publicado en Socialismo | Deja un comentario

Reforma o Procés.

Hoy, Abril de nuestros recuerdos, nos encontramos inmersos en otro período electoral como hacía tiempo que no veíamos, con una polarización política en todo el país agravada con una ruptura socio-política interna en  Cataluña.

El proceso político independentista que fracasó, y la respuesta, decididamente provocadora y  fallida del gobierno del Partido Popular nos ha situado en un panorama preocupante, donde una parte de Cataluña está enfrentada a una parte de España, y el resto, la inmensa mayoría de los ciudadanos que estamos en medio asistimos asombrados, cada uno desde su posición política, a un proceso que no resuelve nuestros problemas pero que hace que discutamos sin pausa ni solución, y que se mantenga constante  el volumen de ruido,  en todo lo alto…

La imagen, los discursos desde la derecha son tremebundos, con acusaciones de una gravedad tan extrema como artificial recordando  otros  tiempos  oscuros  para regocijo de nostálgicos,  y sin embargo estos  mismos problemas, lejos de encontrar propuestas de solución y diálogo solo se exhiben para echarlos en la cara del otro.

Es  evidente el “rostro” de los responsables máximos de este disparate y de quien está encantado con este enfrentamiento: Vox, PP, y Ciudadanos por parte de la derecha españolista y PdeCat y otros de la derecha catalana. Pero también alguna izquierda, a veces,  que participa abandonando la política con rostro humano, la política social de defensa de derechos y libertades económicas , sociales y laborales  colaborando, en consecuencia,  en este sainete.

Desde TRIBUNA, siempre hemos defendido los derechos y libertades de los ciudadanos, sean de donde sean, vivan donde vivan y se sientan de donde quieran. Hemos proclamado el derecho de los Pueblos, de sus ciudadanos a ser libres de decidir su futuro, y a hacerlo por cauces democráticos y constitucionales garantizados mediante procedimientos urídicos  transparentes, legales y  adecuados; y  lo decimos claramente, que aunque la actual redacción de nuestra constitución lo hace inviable, y  determinados partidos de la derecha la  utilicen como un “obstáculo”,  los procedimientos son inseparables de las garantías democráticas y de los derechos fundamentales recogidos en nuestras normas legales,  pero no como un simple voluntarismo roussoniano, sino como algo intrínseco a las decisiones políticas que tomemos sobre este o cualquier otro tema.

De ahí que nos reafirmamos en que es necesaria una REFORMA CONSTITUCIONAL , que ésta debe abordarse en el Parlamento, en una comisión encargada, conformada por todos los que decidan participar, cuantos más, mejor,  y si fueran todos, perfecto.

No es el camino más sencillo, ni es el mejor momento con esta derecha rampante , pero es evidente que es el camino “más corto”. Y lo es porque no sirven atajos con declaraciones unilaterales,  utilizaciones de órganos jurídicos para solucionar problemas políticos, soflamas patrioteras de cada lado del muro, y mucho menos dar carpetazo mediante elecciones mediatizadas por una ultraderecha a caballo, y un centro-derecha acomplejado o meramente oportunista.

Los socialistas, la izquierda en general, y seguro que también  alguien en el centro-derecha, tenemos esperanza, una esperanza real afianzada en nuestra historia reciente, donde en circunstancias más difíciles , con gravísimos intentos de involución desde los dos lados del nacionalismo, como siempre el propio y el ajeno, con vidas humanas sacrificadas, fuimos capaces  de “enterrar” una cruel dictadura  fascista, de construir una DEMOCRACIA,  de hacer frente y vencer al nacionalismo pistolero-mafioso de ETA,  y alcanzar, entre todos, una paz en libertad y JUSTICIA.

¿Como no vamos a ser capaces de resolver un problema de desarrollo constitucional, de reforma necesaria tras años de experiencia y juego democrático?

Nuestra Transición, a pesar de sus defectos y la extrema derecha, demostró que en el peor de los momentos, la inteligencia y el deseo de convivir en paz y democracia, y el respeto a todos los ciudadanos, a sus derechos y libertades,  demostró que era el único camino, un camino donde las leyes deben proteger, amparar a las personas y sus derechos, no encadenar ni encorsetar, ni mucho menos convertir ordenamientos democráticos-constitucionales en algo inamovible, sagrado, o por encima de  quienes hacemos la propia democracia y a quien ésta debe proteger.

Se nos exige a todos, no solo a la izquierda,  por tanto, dialogar, negociar, y plasmar  los acuerdos que permitan configurar un nuevo estado donde todos tengan cabida en paz y libertad, transformar la norma para que sea útil y efectiva, y conseguir que todos puedan participar sin cortapisas.

Incluso en TRIBUNA tenemos  la  ESPERANZA de que una vez cerrado este capítulo importantísimo de nuestra democracia, haya tiempo por fin, de atender los “pequeños “ problemas de los ciudadanos , el trabajo decente, la educación pública, la sanidad, los derechos sociales como la vivienda, la Seguridad Social, las pensiones, la banca publica…etc.

Estamos firmemente convencidos.

Eduardo Hernández Oñate.

Publicado en Socialismo | Deja un comentario

El rearme de la Izquierda, una necesidad real

La izquierda necesita espacios de debate y reflexión, donde con libertad de expresión se puedan plantear las respuestas y propuestas que hacen un gobierno de izquierdas, desde su defensa de las libertades y derechos pasando por sus políticas económicas y sociales, que sean para la mayoría de la ciudadanía.

Hoy,  con el relanzamiento de los fascismos, vía populismos de derechas, VOX y, Liga, etc… Debemos generar opinión para confrontar con  esos planteamientos  neoliberales y arrasadores del Estado de Bienestar, unido a la negación de derechos políticos y sociales, restricciones de voto o exclusión de grandes bolsas de población por diversos mecanismos.

Es fundamental para su supervivencia, que la izquierda se renueve o reinvente, pues se enfrenta a un capitalismo que ha mutado en este mundo cambiante y globalizado; no sólo estamos hablando de grandes corporaciones, localizadas y focalizadas, hablamos de compañías transnacionales, planetarias y con capitales desconocidos, vía fondos de inversión, sin sentido creativo y social, solo especulativos que están marcando el ritmo de un mundo que han pintado adaptado a sus necesidades y en ese escenario, el rearme ideológico es imprescindible y el único modo de subsistencia.

Todo lo anterior acompañado de un mundo donde las FAKE NEWS imponen sus verdades, donde la capacidad de reflexión y explicación de la idea ha sido desplazada por los 280 caracteres, donde el titular enmascara la realidad y con una creciente pérdida de la realidad en la que vivimos;  ante la inmediatez y los continuos flases informativo… es por lo que espacios como Tribuna Socialista tienen Razón de ser, hay que explicar, que dotar de líneas permanentes la noticia, la reflexión, lo hecho y desarrollado…sirva como ejemplo ilustrativo : Las medidas del Gobierno del PSOE actual.

El próximo día 28 de abril, nos enfrentamos en España a unas Elecciones trascendentales, este país se  juega mucho, no solo que gobierne la izquierda socialdemócrata, sino el futuro democrático y social, el modelo construido desde la transición política de finales de los 70 hasta la crisis económica de 2008, que han supuestos los mejores de la historia en desarrollo económico y social. Esto es lo que está en juego, unas derechas que pretende implantar modelos neo liberales y excluyente y un izquierda que intenta mantener el proyecto socialdemócrata y avanzar en una mejor redistribución de la riqueza, una izquierda que está recuperando sus raíces ideológicas después de un periodo donde sus coqueteos con el social liberalismo le han hecho perder apoyos de sus bases sociales permitiendo abrir espacio a populismo de izquierda, ideologizados pero sin un proyecto político real, muchas veces un proyecto cortoplacista y fácilmente adaptado por otros populismos demagógicos de signo semifacistoides.

Para completar este análisis de la realidad política actual, debemos analizar la situación de los trabajadores y las trabajadoras de nuestro país, unos trabajadores-as  que han caído en la sociedad de consumo y en el encantamiento de las ideologías que venden los que nos son, ni emprendedores, ni autónomos ni liberados de explotación.

Las ideologías neoliberales han jugado con el lenguaje, ha utilizado esos términos para romper la fuerza de los trabajadores, los sindicatos de clase han sido injuriados y se ha usado contra ellos campañas de desprestigio con el fin de acabar con el único reducto que queda a los trabajadores y trabajadoras contra la explotación;  junto a este desprestigio, la creación de sindicatos gremiales y que diferencia a los trabajadores, unos de otros, funcionarios y obreros, especialistas y manuales, urbanos y agrarios…  los trabajadores, todos desde especialistas y cualificados hasta lo menos cualificados necesitan sindicatos fuertes, vinculados a partidos socialdemócratas y de izquierdas, para poder defender sus derechos, sus condiciones de trabajo, de vida, ante la globalización y la creciente  explotación que se está produciendo en este mundo global.

Hemos de recuperar el significado de las palabras que iniciaron el camino de la revolución  en el S.XVIII, Libertad, Igualdad y Fraternidad, palabras al que el socialismo añadió, Solidaridad.

Avancemos hacia una sociedad más Justas e Igualitaria, ante la creciente desigualdad, solo la izquierda y su ideología, pueden y son la respuesta al Capitalismo cada vez más salvaje.

Juan Gómez Colomera

Redacción Tribuna Socialista Andalucía

Publicado en Socialismo | Deja un comentario

Involución o progreso

España está celebrando la Semana Santa inmersa en la recta final de una bronca y reñida campaña electoral como no se conocía desde hace muchos años. Con el agravante de que no se tiene ninguna certeza de los posibles resultados finales y, por lo tanto, sin ninguna seguridad sobre el signo y la composición del próximo gobierno, a pesar de la última macro encuesta del CIS y de la ventaja que otorga al PSOE.

En estas circunstancias, la influencia de Catalunya: referéndum, aplicación indefinida del artículo 155- CE, exhibición y defensa de la Bandera, la Unidad de España… está siendo menos importante de lo esperado (como pretendía Pedro Sánchez). El protagonismo que todavía tiene se debe más bien a que el “Procés” sigue abierto y los presos siguen en la cárcel. En todo caso, la impresión de muchos es que el problema no ha empeorado desde las últimas elecciones en Catalunya y que la actitud de Puigdemont y de los exilados voluntarios preocupan muy poco a los ciudadanos. Por otra parte, su partido (PxCat) está atravesando una profunda crisis de identidad y observa con preocupación el fuerte ascenso en las encuestas que está experimentando Esquerra Republicana (ERC) y su previsible mayoría electoral, el próximo 28 de abril, dentro del bloque independentista.

En relación al bloque de derechas, todo indica que las soluciones extremas que está presentando el PP (propias de un partido perdedor) están llamadas a fracasar, Ciudadanos no está cumpliendo con sus expectativas electorales y Vox continúa con sus manifestaciones extravagantes, cuando no absolutamente reaccionarias. Por otra parte, dentro del bloque progresista, Podemos no acaba de perfilar una política comprensible para el conjunto del Estado sobre el referéndum de independencia de Catalunya y sólo el PSOE, al ocupar el espacio de centro político, abandonado incomprensiblemente por Ciudadanos, espera mejorar los resultados electorales de las anteriores elecciones generales, lo que explica la campaña moderada de Pedro Sánchez. Todo ello al amparo de una política dialogante que reconoce el problema catalán y busca soluciones pactadas- en un futuro marco federal- respetando la Constitución y oponiéndose con firmeza al referéndum y a la independencia.

Al margen de Catalunya, la gran mayoría de las propuestas electorales de la derecha, en particular las del PP, carecen de rigor y son claramente electoralistas y regresivas, sobre todo las que tienen relación con la reducción de impuestos. Debemos recordar que España está 7 puntos por debajo de la media europea en recaudación fiscal; debe cumplir con las exigencias de la UE sobre el déficit  y pagar los intereses de la deuda; corregir las desigualdades, la pobreza y la exclusión social que sufren muchos ciudadanos; además de seguir financiando el Estado de Bienestar Social y, en particular, las pensiones, la dependencia, los servicios públicos, la vivienda social y las infraestructuras.

Por eso resultan más justas, creíbles y acordes con la realidad  económica y social, las propuestas del PSOE y de Podemos. La pretensión es avanzar en el desarrollo del concepto de justicia social y por ello  proponen desarrollar una fuerte actividad contra el fraude fiscal (dotando de medios económicos, técnicos y humanos a la Inspección fiscal), la evasión y los paraísos fiscales; en este último caso de acuerdo con la UE. Además de apostar por la progresividad y el establecimiento de un mayor impuesto a los que más ganan y a los que más contaminan.

En relación con el empleo y la intolerable precariedad (la mayor preocupación de los ciudadanos), las propuestas de la derecha que se conocen son lamentables, cuando no profundamente regresivas, al reforzar y profundizar en las reformas laborales y despreocuparse de cambiar nuestro modelo productivo y de aumentar el tamaño de las plantillas de las PYMES, que es donde se pone más de manifiesto el desempleo y la escasa productividad de nuestro tejido empresarial. Por lo tanto, en esta importante materia, sólo cabe esperar un compromiso del PSOE y de Podemos en cuanto a derogar definitivamente las reformas laborales, luchar contra la temporalidad y el trabajo a tiempo parcial no deseado, cambiar nuestro modelo productivo y, finalmente, elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores que responda a los cambios que se están produciendo en un mundo digital y globalizado.

Otros asuntos importantes tienen  relación directa con la igualdad de género, las migraciones (Vox desbarra proponiendo “muros en la frontera con Marruecos”) y el cambio climático. La derecha, sobreactuando en estos asuntos, está desnortada, sin propuestas y sin proyectos para abordar estos tres asuntos mayúsculos llamados a ocupar la atención de nuestros jóvenes, muy preocupados por su futuro y, en concreto, por la igualdad, la salud pública afectada por la contaminación y las libertades individuales. No es extraño que el bloque de derechas genere miedo con unas propuestas que nos remiten a un pasado rancio, intolerante y tabernario, lo que demuestra la baja calidad democrática de la derecha. En cambio, las políticas de la izquierda en estos puntos están bien argumentadas y son aprobadas por los ciudadanos, que las han valorado muy positivamente, sobre todo las propuestas medio ambientales elaboradas por la ministra Teresa Ribera.

Finalmente, en este somero recuerdo de los temas más acuciantes, que se deben tratar en la campaña electoral, no está de más recordar las propuestas que los sindicatos y el mundo de la cultura (representantes de la sociedad civil) han presentado a los partidos políticos progresistas. En concreto, hacen un serio llamamiento a la participación de los ciudadanos y plantean 10 grandes propuestas encaminadas a dar un profundo giro social a la política económica del próximo gobierno y a priorizar la centralidad del trabajo en el desarrollo de nuestra democracia.

. Modelo productivo. Plan estratégico para la industria, que desarrolle actividades de alto valor añadido y mejore la competitividad de las empresas. Incentivar una política de apoyo a la innovación, la investigación y el desarrollo. Establecer una banca pública y de calidad basada en las experiencias de la UE. Impulsar la transición energética y medio ambiental. Movilizar a las zonas rurales implementando la cohesión social y un Plan de regeneración y cuidado del entorno natural.

2º. Empleo de calidad. Derogar las reformas laborales de 2010 y 2012. Apostar por el diálogo social y la negociación colectiva. Combatir la precariedad laboral y recuperar la causalidad en la contratación, la ultra actividad y la prevalencia del convenio sectorial frente al convenio de empresa. Duplicar la dotación económica de las políticas activas de empleo. Establecer nuevas formas de organización del tiempo de trabajo. Luchar contra el fraude laboral, particularmente en las plataformas digitales.

3º. Recaudar más y de manera más justa. Apostar por una reforma fiscal que reduzca en la próxima legislatura a la mitad la diferencia que nos separa, en presión fiscal, de la UE.  Elevar la tributación sobre el capital, el IRPF de los salarios más elevados y el impuesto de sociedades de las grandes empresas. Recuperar  el impuesto de sucesiones y de patrimonio. Acometer un Plan de Choque contra el fraude fiscal y la economía sumergida, así como contra la elusión y los paraísos fiscales de las grandes empresas.

4º. Garantizar la igualdad entre hombres y mujeres. Reducir la brecha salarial. Implementar  el Pacto de Estado contra la violencia de género. Fomentar la conciliación de la vida laboral y familiar y el cuidado de las personas en situación de dependencia.

5º. Impulsar las políticas sociales y la lucha contra la pobreza. Establecer un suelo de gasto social en la Constitución. Derogar el artículo 135-CE (reforma de 2011). Establecer una prestación de ingresos mínimos de inserción. Reformar el sistema de protección por desempleo. Garantizar el derecho a la vivienda y apostar por el alquiler a un precio razonable. Acabar con los desahucios de primeras viviendas. Establecer un mínimo social de suministro que permita combatir la pobreza energética.

6º. Garantizar la sostenibilidad de las pensiones públicas. Recuperar el Pacto de Toledo. Derogar la reforma de 2013 (factor de sostenibilidad y revalorización del 0,25% de las pensiones). Garantizar la financiación del sistema de pensiones aportando si es preciso dinero vía impuestos. Completar la separación de fuentes  del Sistema.

7º. Garantizar unos servicios públicos de calidad. Incrementar los recursos públicos en sanidad, educación, vivienda y protección social. Aplicar y financiar la Ley de Dependencia. Derogar la LOMCE y sustituirla por una Ley asentada en un Pacto social y político por la educación.

8º. Garantizar         la salud integral de los trabajadores. Implementar planes y campañas de inspección. Promover en las empresas una correcta gestión de la prevención de la salud. Clasificar por su gravedad los accidentes de trabajo y las enfermedades profesionales.

9º. Igualdad de trato y de oportunidades. Aprobar una Ley de trato y no discriminación para todas las personas. Extender a las personas extranjeras víctimas de explotación laboral la posibilidad de residir en España. Facilitar el retorno de los que emigraron al exterior y su incorporación al mercado de trabajo. Garantizar los derechos de las personas LGTBI en cualquier ámbito de la sociedad.

10º. Mejorar la calidad de nuestra democracia. Derogar la Ley Mordaza;  el artículo 315. 3 del Código Penal, que criminaliza facultades esenciales para ejercer el derecho de huelga; la Ley 10/2012 de tasas judiciales; y la modificación de la Ley de Extranjería que permite el rechazo de inmigrantes en frontera.

Estos puntos, relacionados con la Agenda Social, deberían incorporarse al ideario socialdemócrata y ser motivo de debate en la campaña. Su pretensión, sobre todo, es secundar las exigencias de justicia social que, particularmente, reivindican los jóvenes en sus aspiraciones de encontrar un empleo digno y con derechos, construir una familia y, como consecuencia, un futuro esperanzador e ilusionante. Por eso es muy importante la participación de los jóvenes en las urnas y, de la misma manera, que los numerosos indecisos perfilen definitivamente su voto, sobre todo los que tienen que acudir a las urnas por primera vez. El título de esta tribuna resume fielmente lo que nos depararán las elecciones del 28-A: involución o progreso; no hay más alternativas…

Antón Saracíbar   

Publicado en Socialismo | Deja un comentario